Volver al sitio

Mitos y realidades sobre viajar en medio de la pandemia

Autoridades sanitarias responden algunas de las preguntas frecuentes de viajeros en medio de la emergencia por COVID-19.

En medio de la avalancha de información acerca de la pandemia y su efecto en todos los ámbitos de nuestras vidas, identificamos algunas dudas generales acerca de viajar en medio de esta realidad. Es importante recordar que la pandemia del COVID-19 es una situación que evoluciona rápidamente, y las directrices de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) suelen actualizarse con frecuencia.

¿Debo realizarme una prueba de detección de COVID-19 antes de viajar?

Los CDC recomiendan a todos los viajeros, ya sean nacionales o internacionales, que se realicen una prueba viral de detección del COVID-19 1 a 3 días antes de viajar. Ahora bien, esto es compulsorio en vuelos internacionales hacia EE.UU. (esto no incluye a Puerto Rico, Isla Vírgenes de EEUU y otras jurisdicciones estadounidenses). Como indicamos recientemente, hay estados que tienen sus propias reglas en cuanto al requerimiento de pruebas de COVID-19 para viajeros. Para mayor seguridad, recomendamos consultar con la aerolínea o en la página web de los CDC para conocer las restricciones, si alguna, del destino al que vayas a viajar. 

¿Qué peligro de contagio existe dentro de los aviones?

Según la International Air Transport Association (IATA), “el riesgo de contraer COVID-19, al llevar una mascarilla a bordo, es muy bajo”. De hecho, “ha habido millones de vuelos desde el comienzo del brote de COVID-19, lo que resultó en sólo algunos casos confirmados de transmisión durante el vuelo”.

La organización afirma que esto se debe, principalmente a:

  • La posición en que se sientan los pasajeros - ya que están la mayor parte del tiempo mirando hacia al frente y no mirándose uno a otro con quien tiene sentado al lado.

  • Espaldar de los asientos - la altura de los espaldares funciona como una especie de barrera contra el virus.

  • Alta tasa de flujo de aire - investigaciones han demostrado que el flujo de aire en un avión (desde el techo hasta el piso) es menos conductivo para la propagación de gotas que otros entornos o modos de transporte similares.

  • Intercambio de aire - Los aviones modernos ofrecen altas tasas de flujo de aire y reemplazo, combinados con filtros de aire particulado de alta eficiencia (HEPA) de grado hospitalario que son 99.9+% eficaces para eliminar virus, bacterias y hongos. El aire de la cabina se intercambia cada 2-3 minutos.

  • Uso obligatorio de mascarillas a bordo - Según un estudio de la Universidad de Edimburgo, las mascarillas pueden limitar la propagación de las gotas de saliva en más de un 90% cuando respiras, hablas, toses o estornudas.

¿Debo realizarme pruebas antes y después de viajar a pesar de que me hayan vacunado?

La recomendación de los CDC es que sí, pues esto ayuda a reducir el riesgo de una mayor propagación de las cepas variantes. El recibir la vacuna protege a la persona de enfermarse gravemente, pero la mayoría de las vacunas no prohíben contagiarse del virus como tal, por lo que las personas podrían contagiarse y transmitir el virus a otros, a pesar de estar vacunadas. Por lo tanto, las personas vacunadas deben seguir las mismas recomendaciones y precauciones que proveen los CDC para viajeros. 

Para más información acerca de los viajes durante la pandemia de COVID-19, puedes acceder a la página de los CDC. También, puedes utilizar la herramienta de Planificador de Viajes, que ofrece información más precisa según la localidad en Estados Unidos que desees visitar.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar